¿Clases de chino online o presenciales?

«Esa es la cuestión…»

Ya te has decidido a estudiar chino mandarín. ¡Buena elección! Ahora te queda decidir si te conviene recibir clases de chino online o presenciales. Como todo en esta vida, conviene analizar las ventajas y las desventajas de tus opciones antes de tomar una decisión.

¿Estás dudando entre clases de chino online o presenciales?

Hombre joven rubio piensa qué escoger

Las clases presenciales tienen la ventaja de tener un formato al que estamos acostumbrados desde pequeños con su estructura de un horario fijo, libros, constancia, compañeros… Hay a quienes les gusta la formalidad de trasladarse al lugar de estudios o de recibir al profesor en su domicilio o en el trabajo.

Pero una desventaja es que, como cada alumno tiene su ritmo para aprender, al estudiar en grupo puedes perder explicaciones porque los demás van más rápido que tú, o lo contrario, que tú captes las cosas con más facilidad y sientas que pierdes tiempo esperando a los demás. Además, las clases presenciales suelen ser más caras por los gastos en los que incurre la institución para mantenerse en funcionamiento.

Por su parte, las clases online o en línea permiten que aprendas chino desde la comodidad y privacidad de tu casa. Eso te permite ahorrar tiempo y dinero del transporte. Tú escoges el horario, la frecuencia y hasta la duración de las clases. Tienes el profesor solo para ti, lo que no solo implica que la clase gire en torno a tus necesidades y preferencias, sino que poco a poco desarrollas una complicidad con él o ella y llegas a hablar sobre todo tipo de temas, lo que hará que tu capacidad de comunicación mejore muchísimo.

¿Y qué hay del profesor?

A la hora de escoger profesores de chino, algunos estudiantes buscan un profesor nativo, otros buscan alguien que tenga años de experiencia enseñando chino mandarín. Un profesor que no es nativo cuenta con la ventaja de que entiende los desafíos a los que te enfrentas para aprender el idioma, porque él también los pasó, y ayudarte a superarlos.

¿Entonces?

En resumen, al elegir clases de chino online o presenciales, cualquier opción es buena. En realidad, la clave depende de ti, de tu constancia y de tu propio compromiso con la meta que te has propuesto.

Con nuestros cursos online tendrás la posibilidad de grabar las clases para que puedas acceder a ellas en otro momento. Esto te permitirá repasar las explicaciones de tu profesor. También podrás aprovechar a escuchar qué tal suena tu chino. Y con el campus online gratuito tendrás acceso a material de excelente calidad. ¿Quieres probar con una clase gratis? Estamos seguros de que te encantará.

Sea que te decidas por la formación online o prefieras cursos de chino presenciales, ponte en contacto con nosotros. Seguro que tenemos lo que buscas.

.

¿Interesante?

Inscríbete ahora en Hanyu Chinese School y empieza a aprender como nunca antes lo hiciste. ¿Quieres probar una clase gratis?

Deja un comentario